Noticias



OUTSOURCING: LA TENDENCIA QUE CRECE EN CHILE



 

La subcontratación es una práctica cada día más difundida entre las empresas chilenas. Esta impulsa un cambio transformador y mejora los resultados empresariales.

Es el Outsourcing, que permite que empresas de diversos sectores y tamaños, puedan trabajar con experimentados gerentes sin tener que pagar millonarios sueldos fijos.

De acuerdo a  una encuesta global de Outsourcing, realizada hace algún tiempo, se concluye que esta práctica sigue en crecimiento a nivel mundial, sobre todo en las áreas como las Finanzas, Recursos Humanos y Tecnologías de la Información.

Según las empresas encuestadas, el valor se logra mediante el impacto de la innovación, la facilidad de gestión de las relaciones y la flexibilidad estratégica mejorada.

Chile no está exento de dicha tendencia, sin embargo la práctica del Outsourcing ha estado siempre asociada a cargos bajos y medios.

El modelo ya existe hace varios años y opera eficientemente en el extranjero, pero acá en nuestro país no era algo tan difundido. La idea central de este servicio es que las empresas solo paguen cuando lo requieran, evitando así enormes sueldos fijos y a su vez logrando las soluciones y decisiones de un equipo de primer orden.

Esta es una opción atractiva para las empresas, que  reduce los costos de una parte del desarrollo del negocio de forma rápida.

A la vez, aumenta también la capacidad de la compañía para desarrollar ciertas actividades, en las cuales no está especializada, delegando dicho desarrollo a expertos.

Fuente: ZimpleRR

 networker.cl

 





AHORRO EN COSTOS FIJOS A TRAVES DEL OUTSOURCING





El sistema es conocido como Outsourcing  y es una tendencia utilizada transversalmente en Chile, desde grandes consorcios  a Pymes.

Cada vez es más común en las firmas chilenas, derivar recursos y responsabilidades de ciertas tareas a una compañía externa. El Outsourcing, o tercerización en español, es el contrato entre una empresa y un proveedor que se encarga de realizar ciertos servicios específicos, permitiendo a la organización concentrar sus esfuerzos en el foco principal del negocio.

La disminución de costos fijos y una mayor flexibilidad interna, gracias a la maximización del tiempo, son algunos de los efectos positivos de subcontratar servicios. En este sentido, las empresas que trabajan con Outsourcing podrían aumentar su productividad en un 30% y más, al tiempo que podrán disminuir sus gastos fijos hasta en un 20%, lo cual va a depender principalmente del tamaño de la compañía y del número de trabajadores externalizados.

Los referidos estudios dan cuenta que, actualmente, un 25,7% de las empresas en Chile utiliza servicios de Outsourcing. Dentro de ese segmento, de acuerdo a la misma investigación, un 31,6% son compañías consideradas grandes, mientras que solo un 4,2% corresponde a Pymes.

Los servicios de Outsourcing más demandados por las empresas nacionales son las áreas de Contabilidad y Finanzas, Tecnología de la Información (TI), comercial (específicamente la fuerza de venta) y Recursos Humanos. Y es que uno de los principales beneficios de la externalización, es precisamente optimizar los procesos de las áreas mencionadas. La tercerización permite agilidad en la contratación, mediante un exhaustivo proceso de reclutamiento, selección y sustituciones en un corto plazo.

El Outsourcing no solo es positivo para las compañías. Para los candidatos más jóvenes es una oportunidad para conseguir los primeros empleos, donde podrán adquirir experiencia y acumular aprendizajes. Para los postulantes con más recorrido, pero actualmente desempleados, es una muy buena forma de mantenerse activos en el mercado laboral. Con buenos desempeños, los candidatos podrán optar a un contrato indefinido y estabilidad laboral en las compañías. Además, la gran mayoría de las empresas replican los beneficios a los trabajadores externalizados.

Fuente: El Economista.

 



 

 

REGULACIÓN DEL TRANSPORTE DE VALORES





Desde hace ya algún tiempo está en vigencia el Decreto Supremo que regula la operatividad de las empresas de transportes de valores, y que da mayor seguridad a ese rubro, que desarrolla alrededor de ocho mil operaciones diarias.

En resumen, la normativa fija una serie de medidas de seguridad para el mejor desempeño de esta importante labor.

Entre ellas destacan la fijación de una banda horaria entre las 7:00 y las 23:00 horas, el establecimiento de zonas estanco para la descarga de dinero; y el número de cuatro guardias de seguridad en un camión, que a su vez deberá tener el máximo blindaje para evitar asaltos.

El Cuerpo Legal establece que las empresas deben poseer

camiones con el máximo blindaje que provee el mercado (nivel 5).

Cada una de estas exigencias fueron acordadas entre el gobierno, Carabineros y las compañías de transporte de valores.

Dado que durante el día es más fácil controlar las acciones delictuales, el decreto permite operaciones de carácter extraordinario de noche, con la debida autorización de Carabineros, para poder evaluar adecuadamente las medidas de protección. Uno de esos casos es la “Teletón”, que requiere del transporte de valores durante la noche, al final del mes en que se realiza.

 

Elementos tecnológicos y zonas estanco

Según esta normativa legal, los vehículos  blindados deben portar tres cámaras de alta resolución, que permitan la captación de imágenes nítidas: dos al interior (cabina y bóveda) y una al exterior de los camiones. Las cámaras deberán estar debidamente resguardadas, y conectadas directamente con una central de monitoreo de la respectiva empresa transportadora. Las grabaciones serán resguardadas a lo menos por 15 días hábiles, o durante un año, en el caso de que existan antecedentes de comisión de un delito.

La regulación fija parámetros para la descarga de dinero. El decreto establece zonas de “estancos” para los centros comerciales, donde los blindados deberán estacionar para realizar sus operaciones. En caso de no contar con tales espacios, los receptores del dinero deberán estar provistos de una cámara de vigilancia, que permita la captación de imágenes nítidas de dichas operaciones, incluyendo el traslado de los valores desde el vehículo blindado al establecimiento respectivo, o viceversa.

El decreto también establece excepciones y zonas de alto riesgo para el transporte, tales como aquellas operaciones que se realicen fuera de la franja horaria señalada, que sean interregionales y que se efectúen en las ciudades de Viña del Mar, Valparaíso, Concepción, Temuco, Rancagua y la Región Metropolitana. En ellas, las operaciones deberán contar siempre con una dotación de cuatro vigilantes privados o una escolta de vigilantes privados de apoyo, los cuales deben ser autorizadas por Carabineros para ejercer su labor.

Finalmente, las empresas deberán instalar una serie de dispositivos electrónicos en las bóvedas, tales como sensores de alarma; controles de acceso; cerraduras electrónicas con retardo y bloqueo horario; pulsadores de asalto conectados al sistema ALPHA 2 de Carabineros; detectores de incendio; un detector de humo y calor conectado al panel de alarma del centro de acopio respectivo; un detector de vibración estructural y extintores de fuego del tipo y en cantidad suficientes para el tamaño de la bóveda y materiales almacenados.

Estas normativas buscan dificultar y prevenir acciones delictuales, las cuales provocan millonarias pérdidas y ponen en serio riesgo la integridad física de quienes laboran en el rubro.

FUENTE: Gobierno

 

 



 

DESTACADO RECONOCIMIENTO A GRUPO SERVIP





La Asociación Chilena de Seguridad, ACHS, distinguió a Grupo Servip

como Empresa Destacada en Materias de Seguridad y Salud ocupacional.

Este galardón nos ha sido otorgado por demostrar, a través de nuestros programas de capacitación y trabajo en equipo, una baja Tasa de Accidentabilidad.

El CEO de Grupo Servip, Oscar Castro Espoz, enfatizó al respecto, que la seguridad laboral es una de las principales preocupaciones de la compañía.

 

 

Castro Espoz añadió que siempre la empresa ha privilegiado el entregar las herramientas de seguridad necesarias a sus colaboradores,  para ofrecer un servicio de excelencia a sus clientes

 

 

El máximo ejecutivo de la empresa, reiteró que Grupo Servip constantemente se preocupa por la Seguridad y Salud Ocupacional de sus Colaboradores.

 



Grupo Servip:

CREANDO LA MAGIA DEL SERVICIO

 





Con el propósito de seguir brindando  una atención de excelencia a nuestros clientes, Grupo Servip organizó durante el mes de mayo el Seminario “Creando la Magia del Servicio”, orientado a los KAM o Gerentes de Área de nuestra empresa.

El arte del servicio al cliente fue analizado en profundidad bajo la modalidad Disney, que no es otra que la misma que aplica el gigante del entretenimiento, en sus parques temáticos, barcos, hoteles y centros turísticos

Se trata de un taller divertido y ameno, donde los participantes adquieren la destreza necesaria para lograr un carisma de calidez, atención y servicio al cliente, tanto interno como externo, con técnicas prácticas para atender bajo cualquier circunstancia.

Se incluyen divertidas prácticas y dinámicas vivenciales, incluyendo técnicas efectivas de voz, carisma, habilidades y tips de integración y trabajo en equipo.

En este curso se analiza la filosofía de las técnicas de atención y se explica cómo pueden ser aplicadas a cualquier empresa, para alcanzar altos niveles de trabajo en equipo, creatividad e innovación.

El lenguaje empresarial del nuevo milenio tiene otras reglas y nuevos procedimientos. Es importante conocer este lenguaje para incrementar la efectividad en el trato al cliente y el aumento de las ventas. Esto permite resaltar la importancia de la cortesía, la actitud y la disposición hacia quienes servimos.

El enfoque del seminario fue: ¿Cómo hacer felices a sus clientes sin tocar el tema del precio ni las promociones?, y con ello aumentar la fidelidad de sus usuarios. Dicho enfoque permite lograr objetivos tales como: Trabajar en equipo anticipándose a las necesidades y Construir una cultura de servicio al cliente, modos de trabajo firmemente arraigados en Grupo Servip.

 



 

Tendencia Global

AUGE DEL OUTSOURCING Y SERVICIOS TRANSITORIOS





Cada vez más la contratación de servicios externos se transforma en una tendencia global. Resulta prácticamente una constante, el presenciar el incremento de las empresas que optan por esta modalidad.

Claro está que el auge de las empresas de outsourcing y servicios transitorios no es una tendencia local ni regional, sino que es global y cada vez más organizaciones optan por tercerear parte de sus procesos. Cada una de ellas tiene sus fundamentos, como costos, saber cómo organizar, contratar a los expertos en el tema, entre otras tantas opciones.

En este sentido, tanto en Chile como en el resto de los países del mundo, cada vez más las organizaciones se focalizan 100% en su  negocio principal, o Core Business, optando por subcontratar parte de los procesos secundarios.

Según un informe elaborado por HFS Research, sólo el mercado de la externalización de servicios moviliza billones de dólares a nivel mundial, mientras que la industria del outsourcing de procesos y trabajo temporal en Chile, ha crecido sistemáticamente a tasas de dos dígitos (10%-15%), alcanzando un tamaño de mercado de más de 500 MM USD al año. Del mismo modo, una investigación de mercado de PMG reveló que el 72% de las empresas que subcontratan, lo hacen en servicios generales, casi el 50% subcontratan procesos centrales y tan sólo el 16% servicios administrativos.

En estos casos, cuando una compañía tercerita procesos de sus operaciones, es fundamental que se considere lo siguiente:

Expertise:

Al contratar una empresa que es experta en cierto tema o proceso, por ejemplo un estudio legal, logramos contratar a esos expertos que están constantemente actualizándose con lo que está sucediendo en el mercado y lógicamente se especializan en el tema, por lo cual le dedican todo el día a los temas legales. Es aquí donde focalizamos en contratar a los expertos del tema.

Ahorro de costos:

En muchos casos tercerear un proceso genera un importante ahorro de dinero, ya que es más eficiente contratar alguien que está haciendo el trabajo y se dedica exclusivamente a eso, antes que armar internamente toda la estructura y lo que conlleva a esto (incluyendo posibles inversiones).

Sin duda, las ventajas que la tercerización de procesos nos demuestra para las empresas son varias: no sólo permite centrarse en el negocio, mejorando la calidad, resultados y productividad, sino que también aporta flexibilidad, transforma costos fijos en variables y ayuda a emprender nuevas iniciativas o proyectos.

Además, en el caso de contratación de personal, estos no están declarados como personal dentro la organización, tema bastante crítico hoy en día para todas las empresas.

                                                               FUENTE: El Dínamo

 



 

EL OUTSOURCING CRECE SOBRE EL PIB





La tendencia es global, pero más marcada en Chile  respecto de otros mercados: las empresas evidencian una creciente predisposición a externalizar parte de sus funciones. El Outsourcing en Chile, de hecho, crece sobre el PIB y se formaliza cada vez más.

En nuestro país -como en todo el mundo- cada vez más las compañías se concentran en su negocio, dejando de lado actividades secundarias o no directamente vinculadas con su core business, o  actividad principal.  Ello ha dado pie a un importante aumento de la externalización, industria que tras la promulgación en 2007 de la Ley 20.123, que regula las formas de tercerización, ha enfrentado un mayor proceso de formalización.

Estudios recientes permiten llegar a la conclusión que uno de los efectos más notorios de la ley, es que está propiciando que muchas compañías externalicen toda un área y la deleguen a firmas de Outsourcing.

Las oportunidades, en tal sentido, son muchas. Existe un enorme mercado potencial, ya que Chile, en este aspecto, está muy lejos de los niveles de desarrollo alcanzados en Japón, Estados Unidos o Sudáfrica, por ejemplo (aunque está sobre países como Argentina, Italia o Uruguay).

Evidencia de estos espacios para seguir avanzando es que el PIB sectorial crece a tasas más aceleradas que el global chileno, con un incremento, según el INE, del 5% en un período reciente; o sea, dos puntos porcentuales sobre el del producto nacional.

Es una industria en pleno crecimiento. Como sector que apoya las actividades principales de las empresas, es muy difícil que caiga en recesión, cuando la economía se frene.

Según un estudio, a nivel local, el negocio de la externalización mueve alrededor de US$ 700 millones anuales y ofrece oportunidades laborales a más o menos unas 700 mil personas; es decir, al 12% del total de trabajadores contratados.

El análisis muestra, además, que las actividades más externalizadas son el aseo y mantención, el servicio al cliente (como cajeros y call centers), la seguridad, los procesos de entrada de datos y las cobranzas.

También revela que para el manejo de ciertos aspectos clave de la gestión de recursos humanos (como la búsqueda y selección de personal, el pago de las remuneraciones e incentivos, los contratos, las evaluaciones y los perfilamientos) el 25,7% de las empresas utiliza los servicios de agentes externos.

Otro dato es que, si bien las organizaciones están externalizando todo aquello que no se relaciona derechamente con el negocio, existe un grupo relevante de compañías (el 31,6%) que subcontrata su actividad principal en lo concerniente a alguna de las etapas del desarrollo del servicio o producto que venden, en sus respectivos mercados.

El estudio, igualmente, ofrece una fotografía de las empresas de servicios transitorios; esto es, de firmas que proveen empleados que se desempeñan en sus funciones sólo durante algunas semanas, típicamente durante períodos peak, como ocurre con el retail y los vendedores que refuerzan su plantilla en el período de Navidad. De hecho, el sector comercio concentra el 21% de la demanda de este servicio, seguido de lejos por la agricultura, que representa el 10%.

Esta es una actividad en la que, de acuerdo a los registros de la Dirección del Trabajo, participan cerca de 200 empresas y mueve del orden de los US$ 370 millones al año. Asimismo, proporciona posibilidades de ocupación a cerca de 70 mil personas, lo que representa el 1% de la fuerza laboral, según estadísticas de la misma repartición y del INE.

Outsourcing es una modalidad de externalización, a través de la cual una empresa delega en otra toda un área de procesos, típicamente relacionada con manejo de los recursos humanos, aseo, servicios de atención al cliente, administración, actividades comerciales y ejecutivos medios, entre otros.

En tanto, servicios transitorios es la delegación de una parte de la administración de la relación laboral en una empresa externa, legalmente habilitada para ello. Se concentran en rubros donde suele aparecer una urgencia de llenar vacantes, pero no se relaciona necesariamente con el core business.

 

                                                                    Fuente: La Tercera

 



En dos años:

               SUELDOS DE TRABAJADORES EXTERNOS SE  

                  INCREMENTARON EN UN 31 POR CIENTO





En materia de contratación el sector Outsourcing experimentó, el año recién pasado, un incremento de 120 mil personas, según un estudio reciente, hecho por la organización que agrupa a la mayoría de las empresas del rubro.

Cada día se aprecia el creciente interés de los chilenos,  por participar de este modelo de gestión empresarial: la tercerización de los empleos, conocido también como Outsourcing. Sólo en 2018, ciento veinte  mil personas ingresaron al sistema, ya sea en el área administrativa, comercial, operativa o de servicios, entre otras.

Así las cosas, quienes aspiraban a ocupar cargos como secretarias, contadores, analistas o diversas jefaturas, encontraron el trabajo deseado gracias a este innovador y eficiente servicio.

Las nuevas incorporaciones son a todo nivel. Profesionales, graduados, técnicos e incluso personas con estudios de postgrado,

Los esfuerzos fueron recompensados, ya que el sector, en tan sólo dos años, experimentó un alza en los ingresos del personal contratado,  superior al 31 por ciento.

Como datos de la causa se cuenta que el 50 por ciento de quienes encuentran empleo en forma transitoria, al cabo de poco tiempo  cambian su status, permaneciendo en el sistema como trabajadores permanentes. Asimismo, y de acuerdo al citado estudio, 6 de cada 10 personas bordean los 30 años de edad.

¿Cómo hacerse parte de esta oferta de recurso humano? La respuesta es simple: postular a alguna de las empresas reclutadoras, que en su mayoría ofrecen la posibilidad a través de Internet.

FUENTE: La Tercera

 



 

MIGRANTES PUEDEN TRABAJAR EN SEGURIDAD PRIVADA





Chile está viviendo una ola migratoria con cientos de miles de personas que han elegido nuestro país como su nuevo hogar. Frente a esto, existen dudas respecto a los oficios que legalmente pueden ejercer los migrantes, especialmente en el caso de edificios, condominios y empresas de Outsourcing.

Una buena y reciente opción para ellos es la de trabajar como conserjes de edificios. Esto es posible gracias a una modificación realizada en el Decreto de Ley N°3.607 y que permite a estas personas poder cursar el necesario curso OS10 para ejecutar este rol.

La referida modificación establece que: “se hace necesario establecer nuevos estándares de seguridad que deberán adoptar aquellas entidades reguladas por la Ley N° 19.303 o por el Decreto Ley N° 3.607, de 1981, en relación a los riesgos y vulnerabilidades que presenta cada rubro o actividad, especialmente estableciendo nuevos requisitos para guardias de seguridad privada, nocheros, porteros, rondines y vigilantes privados. Todo ello, con el objeto de propender a mejorar la seguridad pública, a través de la prevención y control de los delitos por medio de la colaboración público-privada”.

¿Por qué es necesario el curso OS10?

Esta capacitación, que es un requisito para realizar variadas funciones, era exclusiva hasta hace menos de un año para ciudadanos chilenos. Ahora, el curso OS10 está abierto para:

  • Mayores de 18 años, con educación media o su equivalente.
  • Sin condenas ni sometidos a proceso por crimen o simple delito.
  • Condiciones físicas compatibles con la función que van a desempeñar, sin importar si nacieron en nuestro país.

No obstante, sin importar su nacionalidad, quienes realicen el curso OS10 deberán cumplir con un 80% de asistencia a cada área y un 60% de aprobación en el examen escrito y práctico de esta capacitación, que debe ser rendida ante la Autoridad Fiscalizadora de Carabineros de Chile. (OS-10).

Esta acreditación tiene una duración de 3 años, tiempo después del cual los asistentes deberán realizar el curso de perfeccionamiento o reentrenamiento.

Hasta el momento, el curso OS10 era la única limitante para que extranjeros sin residencia definitiva, pudieran trabajar sin problemas en áreas de seguridad.

FUENTE: Edifito